Piezas del Mes Anteriores

Septiembre 2016. Alfombra

Alfombra. 

FICHA TÉCNICA

Madrid, segunda mitad del del siglo XIX

Hilos de lana tejidos en ligamentos de cara de trama y de tapicería
730 x 555 cm.

Colección Arocena

Descarga el PDF con toda la info Aquí (3 MB)

 

FICHA COMENTADA

Desde principios de la Edad Media los tapices y las alfombras se usaron para recubrir los muros y los pisos de piedra de los fríos y húmedos castillos europeos con el propósito de hacer las habitaciones más cálidas, menos húmedas y, por lo tanto, más acogedoras. Con el paso del tiempo, estos tejidos pasaron de ser simples telas a convertirse en obras maestras del arte textil y a considerarse piezas que aportaban a sus poseedores prestigio social. Hasta la primera mitad el siglo XIX todas las alfombras eran de formatos chicos o medianos (no más de 3 o 4 metros). De tal manera, para cubrir los pisos de las grandes habitaciones se usaban varias piezas.

Leer más...

Agosto 2016. Paisajes de Ecuador

Paisajes de Ecuador. 

FICHA TÉCNICA

España, primera mitad del siglo XX

Óleo sobre tela

Colección Arocena

Descarga el PDF con toda la info Aquí (3 MB)

 

Por Marco Antonio Silva Barón

FICHA COMENTADA

Hacia finales de la época colonial, más que orgullo, la geología del continente americano, suscitaba temor por su efecto en la vida humana. No obstante, hacia la segunda mitad del siglo XIX, la zona volcánica andina de Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela suscitó un amplio interés por parte de los científicos europeos que, estudiosos de la obra divulgadora del naturalista prusiano Alejandro de Humboldt (1769-1859), emprendieron viajes de aprendizaje e investigación en la zona. América, que solía presumir iglesias y monasterios, se desconocía por dentro. Se trataba de un enorme continente cuyas vistas, plazas y gentes comenzaron a ser apreciadas, entre otros, por Humboldt, quien en 1802 llegó a Quito. A su regreso a Europa, difundió, entre otras cosas, las maravillas naturales del continente, lo que a la postre tuvo un importante efecto en el ámbito del arte.

Leer más...

Julio 2016. Escena de cocina y Bodegón

Escena de cocina y Bodegón. 

FICHA TÉCNICA

España, primera mitad del siglo XX

Óleo sobre tela

Colección Arocena

Descarga el PDF con toda la info Aquí (3 MB)

 

FICHA COMENTADA

Durante la Edad Media y el Renacimiento, la pintura religiosa fue el género imperante en las representaciones pictóricas europeas. Sin embargo, durante el siglo XVI, esta tendencia tuvo un cisma importante a partir de un fenómeno que dividió no solamente a la producción artística, sino al mismo continente: la Reforma Protestante.  

Las propuestas de Lutero, y en especial su énfasis en el desarrollo de una relación sin mediaciones del individuo con Dios, provocó que el mecenazgo religioso desapareciera y que este tipo de imágenes comenzaran a escasear en los países del norte europeo. Esta situación originó, especialmente en los Países Bajos, nuevas tipologías que se desarrollarían con especial fuerza durante la segunda mitad del siglo XVI y todo el XVII: una vez que escenas cotidianas, paisajes o naturalezas muertas fueron géneros en los que los artistas incursionaron una vez que encontraron dificultades en la producción de obras de temática religiosa.

Leer más...

Mayo 2016. Botes de Té.

Conjunto de 7 botes de té

FICHA TÉCNICA

Guangzhou (Cantón) China, primera mitad del siglo XX

Porcelana con decoración esmaltada sobre barniz

Colección Arocena

El té es una infusión de los brotes y las hojas tiernas de un tipo de camelia asiática, llamada científicamente Camellia sinensis, originaria del Sur de China, el Norte de la India y algunos lugares del Sureste Asiático.

Descarga el PDF con toda la info Aquí (3 MB)

 

FICHA COMENTADA

Su sabor, como el del vino y el del café, depende del lugar en el que se cultivan las plantas. La altura, la humedad y la cantidad e intensidad de luz que reciben influyen en su desarrollo y por lo tanto en sus características. Otro factor que le aporta carácter a la infusión de las hojas de té es la manera en la que éstas se manipulan después de cultivarlas. La forma de secarlas, oxidarlas y fermentarlas dan como resultado las distintas variedades de té: blanco, verde, azul, negro o rojo. Una vez secas, las hojas de té son capaces de absorber distintos aromas, que después transmitirán a la infusión. Pueden aromatizarse con flores, como el jazmín, el loto, la rosa y el crisantemo; con frutas como la naranja, el limón, la bergamota o los frutos del bosque y con especias como la canela, el jengibre o el cardamomo.

Leer más...

Abril 2016. Juego de Café.

Europa o México, finales del siglo XIX-comienzos del XX. 

FICHA TÉCNICA

Peltre, dorado en el interior del azucarero. Cafetera: 34,5 cm de altura; 23 cm de anchura máxima y 12 cm de diámetro de boca. Azucarero: 16,5 cm de altura; 16,5 cm de anchura máxima con asas y 13,5 cm de diámetro de boca. Jarro de leche: 13 cm de altura; 10 cm de anchura máxima y 8 cm de diámetro de boca.

Marcas en el reverso del asiento de los tres recipientes: tres coronas de tipo imperial alineadas y sin contorno; símbolo en forma de anillo o letra O, dentro de contorno romboidal apaisado, tachado con un rayado burilado en una de ellas.

Colección Casa Museo Arocena, Torreón, Coahuila (México).

Inv. núms.: 1841, 1844 y 1878.

Descarga el PDF con toda la info Aquí (3 MB)

 

FICHA COMENTADA

Este conjunto de piezas está realizado en un material muy popular en Europa desde la Antigüedad, difundido en América durante el periodo colonial: el peltre. Es una aleación de estaño, cobre o bismuto, y plomo o antimonio (según la época). Suele distinguirse entre peltre “fino” (92-99% estaño y el 8-1% restante de cobre o repartido entre cobre y plomo), el “trifle” –peltre para objetos de uso común– (92% de estaño, 1-4% de cobre y 4% de plomo), y el “lay” (75% de estaño y 15% de plomo o antimonio). Su uso sigue vigente en la actualidad, aunque ya se ha eliminado el plomo en la aleación por su toxicidad y el porcentaje de antimonio no supera el 4% en su composición. Es probable que las piezas de este juego de café de la colección Arocena estén realizadas en peltre fino, habida cuenta del color claro y la textura uniforme que presenta su metal, con una apariencia semejante a la de la plata, aunque con menos calidad de brillo.

Leer más...

Copyright © 2016 Museo Arocena Powered by CROMART