El Discurso del Silencio. Pintura de Mónica Fernández.

  • El discurso del silencio
  • Recuérdenme en lo que creía
  • Mujer de ojos tristes
  • Quinta parte en busca del presente perdido
  • Malicia
  • El sillon rojo

Como parte de su programa de apoyo a la creación artística local, el Museo Arocena presenta en colaboración con la Galería Juárez 2525, la muestra Discurso del silencio. Pintura de Mónica Fernández. Esta exposición individual tiene como objetivo recopilar algunas de las piezas más representativas que esta autora de origen lagunero ha producido en los últimos diez años de su carrera, al tiempo de mostrar un conjunto de obras inéditas de reciente creación.

El universo pictórico de Mónica Fernández (Torreón, Coahuila, 1978) se origina de un pensamiento optimista, ocupado por la imaginación y la utopía. Sin embargo, también proviene de la inquietante existencia posmoderna, nublada por miedos, temores y un sinfín de otros sentimientos alienantes. Resulta imposible separar la obra de la artista: los personajes femeninos aquí representados no son otros sino la pintora misma que, en su labor creativa, emprende una búsqueda de la propia identidad.

En Fernández, el lenguaje visual abreva de varias fuentes reconocibles: la ilustración, la cultura popular, los medios de comunicación y el arte comercial. Este bagaje, aunado a cierto carácter introspectivo y fantástico, permite insertar a la artista como una exponente más del llamado surrealismo pop. Este movimiento originado en California, pero con numerosas derivaciones internacionales, navega desde la década de los setenta a contracorriente de las reglas del mundo del arte y es, hoy en día, un reto artístico para la crítica convencional. En su caso particular, la pintura de Mónica Fernández incorpora la faceta más naíf del movimiento, distanciándose de cualquier sesgo irónico o incluso lúgubre que éste tuviera en otras manifestaciones.

Discurso del silencio trata del goce que proviene de observar representaciones pictóricas con un lenguaje simbólico que muchos, como espectadores, compartimos con la artista. Es además una invitación a consumar esta primera identificación con nuevas claves que permitan redescubrir la pintura de esta joven artista emergente. Muy cordialmente, el Museo Arocena los invita a disfrutar su recorrido.

Semblanza

Desde pequeña, Mónica Fernández incursiona líricamente en el arte, siendo autodidacta. Comenzó su carrera profesional en 1999 asistiendo a la Academia Lorenzo de Médicis en Florencia, Italia. Continuó sus estudios en 2002 y 2003 en San Miguel de Allende, en la Academia Bellas Artes y en el Instituto Allende. De manera ininterrumpida ha expuesto individual y colectivamente en Torreón, Saltillo, Monterrey, Chihuahua y Ciudad de México. A partir del 2013 se internacionalizó con muestras individuales en San Antonio y Nueva York en los Estados Unidos; y una colectiva en Bolonia, Italia. Al año siguiente, se presentó el libro Mónica Fernández, publicación a cargo del Fondo Editorial de la Plástica Mexicana y patrocinado por Trane/Ingersoll Rand.

Statement

“Con mi pintura pretendo purgar y luego curar las problemáticas que tengo con las diferentes relaciones que he ido construyendo a lo largo de mi vida y en mis diferentes roles en que me asumo como sujeto interactuante: hija, madre, esposa, hermana, amiga, artista…

En todos estos roles que he ido incorporando a mi persona, el conflicto siempre es el mismo: hasta dónde y con qué intensidad me involucro con el papel que ejecuto y me doy a las expectativas del otro en lo social sin por ello cercenar ni mi voluntad, ni mi identidad.

Mi trabajo es un recordatorio perpetuo de lo que he ido dejando y derrochando de mí a través de cada uno de mis roles en los roces con los otros, con lo que no soy yo. Ese atuendo, es la huella de todas las concesiones que he hecho a lo largo de mi vida para los demás. Las mujeres que los portan, cargan con el signo de la pérdida pero también con las ganas de libertad. En mis pinturas, todas las mujeres soy yo procurando sostenerme como persona independiente, coherente conmigo misma.”

Mónica Fernández

Copyright © 2016 Museo Arocena Powered by CROMART